LA NECEDAD DE NO ESCUCHAR A NADIE.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA NECEDAD DE NO ESCUCHAR A NADIE.

Mensaje por miki7312 el Jue Dic 15, 2011 10:26 am

En facebook, pude ver en el muro de una hermana ésta reflexión de Dante Gebel que me resultó bastante interesante:

Mi recordado amigo, el reverendo Omar Cabrera, me dijo una vez: “Recuerda que el día que dejes de aprender de otros, ese día comenzarás a morir”, y no creo que haya una frase mas acertada para definir un síndrome que afecta a cierta parte de nuestro liderazgo: “El sitial donde ya lo se todo”.

He predicado en miles de congregaciones en distintas partes del mundo y en muchas de ellas me he topado con pastores anfitriones que me presentaban a la congregación y luego se iban a su oficina para atender otros asuntos. Comprendo que quizá mi mensaje sea demasiado sencillo para sorprender o bendecir a un pastor de una mega iglesia, pero si acaso mi sermón es tan básico…por qué entonces me confía a su congregación?. Por un momento imagina que te invito a cenar a mi casa, lo cual agradeces de corazón, llegas con tu familia, la mesa está servida y cuando estamos a punto de cenar te digo: “No te molesta cenar solo? Ocurre que tengo otras cosas importantes que hacer y me retiraré a mi habitación, cuando termines de comer, avísame para que venga a despedirte”, el solo pensar en este hecho ridículo te lleva a la conclusión que es el peor acto de descortesía que podría hacerte.

Sin embargo en el caso de algunos líderes, no creo que sea un tema necesariamente de descortesía y mucho menos que no puedan manejar sus prioridades de agenda a tal punto que no puedan invertir parte de su sobrevaluado tiempo en escuchar por poco mas de media hora a un predicador que ellos mismos invitaron a su propia iglesia. Creo que mas bien es un tema de orgullo, el hecho que su gente no vea que el Siervo de Dios está recibiendo de alguien menor en cuestiones de rango espiritual.

Cuando le hacemos creer a la gente que nosotros llegamos a cierto nivel espiritual, lo más difícil es mantenerlo por el resto de nuestra carrera ministerial. Ciertos líderes son demasiado importantes para estar en el servicio desde el principio del mismo, están demasiado ocupados para “perder” su tiempo en cantar alabanzas o adorar con el resto de la congregación, y entonces suben al escenario un minuto antes de predicar. Otros han llegado a un nivel tan alto que solo se dignan a escuchar a un predicador foráneo que en la medida de lo posible hable otro idioma, jamás a alguien que habla en su propia lengua. Y algunos otros, definitivamente ya no escuchan a nadie mas que no sean sus propios sermones y terminan siendo sabios en su propia opinión.

Muy pocos líderes tienen la grandeza de decir: “Escuché este mensaje (o esta anécdota) de la boca de Fulano de tal, y quisiera compartírselas”, la mayoría no hace eso porque lo expone que están oyendo a alguien mas. Suena mas rimbombante decir: “El Señor me dio esta revelación” o en todo caso: “Escuché por ahí”. No es que todos tengamos la obligación de mencionar las fuentes, pero el negarle el crédito a quien se lo merece a veces no es un tema de olvido sino de mera vanidad.

Fuente:
http://www.facebook.com/dantegebel/posts/10150506763855236
avatar
miki7312
Colaborador
Colaborador

Masculino
Edad Edad : 34
Mensajes Mensajes : 229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA NECEDAD DE NO ESCUCHAR A NADIE.

Mensaje por Walter el Miér Ene 04, 2012 4:27 pm

Muy bueno! mas sin embargo, creo que es el diario vivir de nosotros los seres humanos la hacemos mas de Jueces que de personas solidarias, dispuestas a darte un hombro, a darte animo, en cambio, lo que recibes son criticas, puntos de vistas meganegativos etc. Aunque de esto trata la reflexion, de no escuchar a nadie.

Una vez lei algo, creo que fue a ti, de un concurso de unos sapitos para ver quien era el primero en llegar a la sima de un edificio. Resulta que cuando los sapitos iban escalando, todos les gritaban cosas feas, ofensas y todo lo que te puedas imaginar y unos se caian y otros se detenian y no continuaban. Pero hubo uno que nunca se detubo y logro llegar a la meta.
La sorpresa esta que al entrevistaro, se dieron cuenta que el era sordo.

No te parece genial?
Espero se adapte esta pequeña historia a la tematica del post.

Bendiciones
avatar
Walter
Colaborador
Colaborador

Masculino
Edad Edad : 25
Mensajes Mensajes : 185

Ver perfil de usuario http://www.cristoenmedionuestro.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Linda reflexión =)

Mensaje por miki7312 el Miér Ene 04, 2012 6:43 pm

Bueno, lamentablemente eso es cierto Walter (a modo de ejemplo, pero en serio) siempre de cada 100 personas en tu entorno, a 50 les importa un rábano tu vida; de los 50 restantes; 25 seguramente hablan a tus espaldas diciendo "cómo harían ellos de mejor lo que vos estás emprendiendo o ejecutando" aún sin haber vivido la situación por la que estás pasando; 10 te sonríen amablemente cuando te hablan y te suavizan las palabras para parecer bondadosos pero por dentro te están maldiciendo, y si por ellos fuera, si te murieras sería mejor porque le hacés un favor a la humanidad; 10 te tiran indirectas sobre lo "mal que estás haciendo tu trabajo y que si ellos tuvieran la misma responsabilidad seguramente habrían pensado mejor las cosas” (sin tener en cuenta que la vida muchas veces presenta escenarios que no nos esperamos) y en los últimos 5, 4 te maldicen abiertamente haciéndote sentir una basura, discutiendo con vos por el solo hecho de hacerte pasar un mal rato, diciéndote cuanta palabra amarga pueden decirte con el afán de destruirte; respecto del último, el cual tampoco es digno de confianza, (Jeremías 17:5 al 10) lo único que resta decir es que si sos temeroso de Dios, tarde no temprano El te regala (por decirlo de una manera) una persona, no perfecta, con fallas como cualquier ser humano, también con maldad en su corazón, pero a diferencia de los demás, es alguien con buena disposición que va a preferir “ayudarte” en vez de “criticarte”, que va a preferir darte una palabra de aliento en ves de “decirte cuán equivocado estás”; que va a sugerirte cosas buenas en vez de decirte “cuán bien habría él actuado en tu lugar”, que va a tenderte una mano en vez de “pisotearte”, que va a preferir escucharte y aceptar parte de tu carga en vez de ser totalmente indiferente a lo que te sucede echándote más carga de culpa, que elige bendecirte con sus palabras en vez de abiertamente tirarte abajo diciéndote lo inútil que sos, y que te reprenda en vez de darte palmaditas en la espalda y decirte: “pobrecito ya todo va a estar bien” -> hablando de esto lo último, ojo! No siempre tenemos que ser duros con las personas, a veces tenemos que suavizar las palabras y saber cómo decir las cosas, pero no es bueno mal acostumbrarse a ser el “pobrecito” de la película siempre, porque de vez en cuando una reprensión dura o pasar vergüenza a tiempo no viene mal para incentivarnos a cambiar y para darnos cuenta que el amor, así como es blando y dulce, también pega duro cuando es necesario…

Ahora, opinando sobre el escrito de las ranas, está muy bueno, genial!.. solo que a mí parecer tendría más mérito si la rana hubiera tenido su sentido de la audición intacto, ya que eso nos habría dado a entender que a pesar de haber escuchado toda la porquería que escuchó pudo llegar a la meta, de todos modos la “sordera” es a modo de ejemplificar que la maldad en éste mundo y las malas intenciones son a tal grado en nuestro entorno que a veces sería bueno estar sordo para no escuchar tantas maldiciones, palabras vacías o negativas, que sin querer muchas veces asimilamos y dejamos que nos lastimen al punto de llegar a deprimirnos o frustrarnos.

Gracias por contestar!, antes de despedirme quería compartir unos versículos que me parecen muy buenos referente a éste tema porque vivimos tristemente en un mundo en el cual el príncipe es nuestro enemigo, y estamos rodeados por tinieblas, por mucho engaño y corrupción. Son un poco duros los versículos, pero Dios tenga misericordia y nos ayude a confiar cada día más en EL:

Miqueas 7:1 al 10 ¡Ay de mí! porque estoy como cuando han recogido los frutos del verano, como cuando han rebuscado después de la vendimia, y no queda racimo para comer; mi alma deseó los primeros frutos.

Faltó el misericordioso de la tierra, y ninguno hay recto entre los hombres; todos acechan por sangre; cada cual arma red a su hermano. Para completar la maldad con sus manos, el príncipe demanda, y el juez juzga por recompensa; y el grande habla el antojo de su alma, y lo confirman. El mejor de ellos es como el espino; el más recto, como zarzal; el día de tu castigo viene, el que anunciaron tus atalayas; ahora será su confusión.

No creáis en amigo, ni confiéis en príncipe; de la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca. Porque el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre son los de su casa. Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá. Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Jehová será mi luz. La ira de Jehová soportaré, porque pequé contra él, hasta que juzgue mi causa y haga mi justicia; él me sacará a luz; veré su justicia. Y mi enemiga lo verá, y la cubrirá vergüenza; la que me decía: ¿Dónde está Jehová tu Dios? Mis ojos la verán; ahora será hollada como lodo de las calles.


Te mando un abrazo desde Mendoza – a vos y a quien lea ésta reflexión… Seguimos en contacto, Dios te bendiga.
avatar
miki7312
Colaborador
Colaborador

Masculino
Edad Edad : 34
Mensajes Mensajes : 229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA NECEDAD DE NO ESCUCHAR A NADIE.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.