Muere teólogo que negó la resurrección de Jesús

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Muere teólogo que negó la resurrección de Jesús

Mensaje por miki7312 el Mar Jul 27, 2010 3:13 pm

Hola a todos mis queridos hermanos!, como siempre para compartir noticias del ámbito cristiano y para exponer versículos al respecto de los acontecimientos que suceden en el mundo. Ahora quería exponer una noticia sobre la muerte de un “teólogo” Edward Schillebeeckx. En sí la muerte del teólogo no es el centro de lo que quiero compartir sino, quería hacer alusión a algunos versículos bíblicos y además dar mi postura sobre un tema que vengo debatiendo de hace tiempo, y es el estudio acerca de los atributos de Dios. Esto podría ir a “Reflexiones” más que en éste foro de noticias Cristianas, lo que pasa es que es a base de una noticia, que expongo mi opinión. Aquí la noticia: http://www.poderygloria.net/2009/12/ateismo/muere-teologo-que-nego-la-resurreccion-de-jesus/

Empecemos por el significado (a modo simple) de la palabra “teología” Fuentes: “Wikipedia” y “R.A.E”
(Wikipedia) La teología
(del griego: theos 'Dios' y logos 'estudio, ciencia', significando 'el estudio de Dios y, por ende, el estudio de las cosas o hechos relacionados con Dios es el estudio y conjunto de conocimientos acerca de la divinidad.

(R.A.E) La teología
(Del lat. theologĭa, y este del gr. θεολογία, de θεολόγος, teólogo).
1. f. Ciencia que trata de Dios y de sus atributos y perfecciones.

ACLARACION: Ambos significados son más amplios, pero no me importa exponer las variantes de la palabra, ni la historia, sino sólo ir al punto sabiendo que la teología es la rama de la ciencia que estudia a Dios y sus atributos.

Muchas veces, he tenido la desagradable oportunidad de tener diálogos sobre la naturaleza de Dios con gente muy ""capacitada"" en el estudio de las escrituras, o en el estudio “teológico” y siempre (o por lo menos en la mayoría de los casos) me pasa lo mismo; parece ser que éste estudio tiene un efecto, vamos a decir en vez de “narcótico” (parafraseando) “soberbiótico” parece que el estudio acerca de la naturaleza divina a la gente la convierte en “re-copados” o en “VIP, a la cual no se le puede discutir”; parece que por lo general cuando una persona estudia teología “cree que ya conoce a Dios” y “cree estar un escalón más arriba en el eslabón de la inteligencia humana” pero.. siempre caigo en la conclusión de que mientras más creés que sabés, más te perdés en teorías y resoluciones propias extraviándote de lo que podemos llamar una “relación” con Dios, ojo!, espero, que quien lea esto no interprete que quiero decir que es “malo” estudiar acerca de Dios, sino que me parece que lo que la gente busca al estudiar teología es “ser más” que la gente que lo rodea mas que relacionarse con Dios; parece que mucha gente cree que “estudiando más” conoce más a Dios y ¿saben? En cierta forma tienen razón, pero este concepto es muy pobre por la siguiente razón: ¿Cómo conocen más a alguien, por carta de presentación o por medio de una relación? Yyy… digan lo que me digan (al menos yo) siempre voy a responder que por “relación” (muchos no están de acuerdo) pero no me importa quién está de acuerdo o no, pues me habla más la realidad de los hechos que los pensamientos o las lindas e ilustres palabras de los famosos “teólogos” ¿por qué? Porque es normal toparse con una persona “muy letrada” en la biblia que se jacte de su conocimiento acerca de Dios pero luego te salen con estupideces astronómicas como: “Dios no es una vivencia” (por dar un ejemplo de los miles que hay); Además, Satanás conoce mejor la biblia que cualquier teólogo y ¿de qué te sirve conocerte la biblia versículo por versículo si luego, a la hora de leerla, vas a interpretarla como a vos te parezca, o si vas a contradecir lo que dice? Por favor!, que no se reemplace una relación de amor con Dios por un estudio curricular; porque no es lo mismo; años luz de distancia!.

Realmente, no es mi intención ser peyorativo con respecto a la “teología” ni a ningún estudio acerca de Dios, lo que sucede es que lamentablemente veo que mucha gente pierde tiempo “estudiando a dios” y se pierde de una relación con El, veo que mucha gente “conoce la biblia entera con puntos y comas” pero luego cuando la oyes hablar o la lees en un diálogo en internet, te salen con idioteces de sumo grado como: “Dios no tiene planes con tu vida” o “el don de lenguas no existe”, lo más irónico del asunto es que muchas de las teorías que éstos “grandes estudiosos de la biblia” elaboran son en muchas ocasiones “antíbiblicas” o sea.. creen más a la ciencia humana y a los estudios filosóficos que a la misma BIBLIA! ¿Eso qué quiere decir, que anteponen la “palabra de Dios” por lo que a un pensador le parece más correcto acerca de Dios? Si es así… maldita sea ésa teología, todo estudio acerca de Jesús y/o Dios que me diga cosas contrarias a lo que Dios mismo me permitió ver en las sagradas escrituras es “maldito” y más aún, si se contrapone a lo que yo mismo estoy viviendo y experimentando con El.

Yo no conozco más a Dios por estudios, sino por relacionarme con El, por convivir con El, por hablar con El, por compartir momentos de mi vida junto a El, por serle obediente a El; miren lo que decía Pablo en la segunda Epístola a los Corintios3:5 y 6 “…no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica.”. Epa! Estoy hablando de Pablo!, y él no era un hombrecito bruto e ignorante sin estudios, estoy casi seguro que era un gran teólogo, además de ser fariseo se conocía muy bien todas las leyes mosaicas y las sagradas escrituras, o sea, él mismo le daba más valor al “espíritu” (con minúscula) refiriéndose a tener una relación con Dios, ya que Dios es espíritu; que a los estudios teológicos o filosóficos.

Cada uno puede sacar sus propias conclusiones pero creo yo que Satanás lo que quiere es que nosotros nos atoremos de ciencia, quiere que nosotros nos llenemos de “teoría”, de muchos “conocimientos” … pero no del verdadero conocimiento, y aunque el conocimiento no es malo, ya que Dios mismo quiere que lo tengamos, pero el de El más que el de libros con filosofías huecas (Oseas 4:6). Me refiero a “verdadero conocimiento” cuando hablo de buscar la santidad y no la “ciencia que me califica”; creo que a satanás lo que más le importa es que nos alejemos de la santidad acercándonos a puros estudios y estudios que nos hagan creer con “más capacidad” que otras personas…. Además cabe aclarar algunas cosas:

1- Mientras más ciencia tengamos, más pesado va a ser sobre nosotros el juicio, ya que mientras más sabemos, más se nos va a demandar. Por lo cual es mejor ser “servidor” que “maestro” Santiago 3:1 y 2

2- Siempre, es preferible (a modo de parábola) que vaciemos nuestra copa de “nuestra verdad absoluta” para poder llenarla del conocimiento y verdad de Dios. Porque, ¿de dónde vienen la ciencia y la sabiduría perfectas?, de Dios, no del hombre.

3- Mientras nosotros tengamos más soberbia dentro nuestro creyendo que ”lo sabemos todo” más alejados estaremos de Dios. Dios no quiere “que lo sepamos todo” quiere que “le sirvamos” para la gloria de Jesucristo.

4- Dios nos exige principalmente santidad, no ciencia.

Y es muy importante también decir que Satanás o sus demonios no le tienen miedo a una persona que tiene el “título de pastor” o de “teólogo”, pero sí le tienen miedo a alguien que está ungido con el Espíritu Santo porque es la “unción” la que hecha fuera demonios, o sana enfermos, o liberta a los cautivos, no la ciencia. Creo que si una persona, a la hora de echar afuera unos demonios, les dice a los demonios: “Ehh demonios! Yo tengo un título de Ministro calificado y con autoridad para echarlos fuera, así que mejor que se vayan!!” éstos en vez de irse, primero: se le van a reír en la cara y segundo: lo van a reventar a patadas o a rasguños… es una situación que se ha dado en la misma biblia en circunstancias semejantes, mírese a los hijos de Esceva (jefe judío y sacerdote fariseo) en Hechos 19:13 al 18. Donde los demonios le dijeron claramente (versículo 15) “A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois?” para luego tirárseles encima y hacerles pasar vergüenza. Muchos creen que con el “conocimiento” basta para echar fuera demonios o para salir victorioso de una lucha espiritual pero no es así… el conocimiento es solo una parte y hay que tener mucho cuidado de dónde se adquiere conocimiento escudriñando que éste, venga de las sagradas escrituras.

¿Por qué todo esto?, ¿puede un teólogo decir que Jesús “no resucitó”? yyy de poder, puede, pero es una mentira!, es contradictorio a lo que dicen las escrituras y ¿a quién le creen más, a un teólogo prestigioso o a Dios? Yo, a Dios. Si hay gente que se deja llevar de mentiras tan absurdas como ésa, allá ellos. Además, la “resurrección de Jesús” es el hecho más glorioso de todo su ministerio ya que por su resurrección El venció la muerte luego de haberse entregado como cordero inocente para redimirnos de nuestros pecados; su resurrección fue la derrota más vergonzosa para Satanás que creyó que matándolo con muerte de cruz iba a poder humillarlo y así poder decir: “ahí está el hijo de Dios!”; ¿cómo se puede negar algo que la biblia misma remarca? por Dios! ¿De qué le sirve tanta teología a una persona si luego se extravía tras sus propias conclusiones?.. Por último quiero exponer unos versículos en donde es incuestionable la resurrección de Jesús:

Romanos 8:10 y 11:
“Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia. Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.”

Lucas 24:2 al 7:
“Y hallaron removida la piedra del sepulcro; y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes; y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día.”

En ésta parte Jesús mismo, resucitado se encuentra con los apóstoles:

Lucas 24:15 al 48:
Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen. Y les dijo: ¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes? Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días? Entonces él les dijo: ¿Qué cosas? Y ellos le dijeron: De Jesús nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes a sentencia de muerte, y le crucificaron. Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido. Aunque también nos han asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que antes del día fueron al sepulcro; y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive. Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro, y hallaron así como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron. Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían. Llegaron a la aldea adonde iban, y él hizo como que iba más lejos. Mas ellos le obligaron a quedarse, diciendo: Quédate con nosotros, porque se hace tarde, y el día ya ha declinado. Entró, pues, a quedarse con ellos. Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio. Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista. Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras? Y levantándose en la misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos, que decían: Ha resucitado el Señor verdaderamente, y ha aparecido a Simón. Entonces ellos contaban las cosas que les habían acontecido en el camino, y cómo le habían reconocido al partir el pan. Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo. Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies. Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban maravillados, les dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer? Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel. Y él lo tomó, y comió delante de ellos. Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas.


Entonces, ¿creen que le voy a hacer caso a un teólogo que me dice que “Jesús no resucitó? O ¿creen que le doy más importancia a la teología que a una relación con El?, la respuesta es NO!. Lo repito, no es malo estudiar acerca de Dios ni tampoco tener la “mente abierta” pero primero lo primero, si no aceptaste a Jesús como tu Señor y salvador, como el eje de tu vida, reconociendo que sólo de El viene todo conocimiento y sabiduría, en resumida cuenta, que abras “tu corazón primero”… entonces, tu teología no sirve para nada.. sólo para que te pierdas y para que se cumpla lo que dice la biblia en Proverbios 14:12 “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte”
avatar
miki7312
Colaborador
Colaborador

Masculino
Edad Edad : 34
Mensajes Mensajes : 229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.